miércoles, 5 de marzo de 2014

Cookies con pepitas de tres chocolates.

¡¡¡¡Que maravilla!!!! ¡¡¡¡Por fin las he hecho y son una maravilla!!!!

Llevaba años pensando que las auténticas "Cookies Americanas" eran las que se vendían en los supermercados, esas galletas crujientes y muy ricas. Pero ¡no! no las había probado. Hace semanas comí una galleta en el McCafé y me dije: ¿porqué estas no son crujientes? son verdaderamente deliciosas, yo debo de aprender a hacerlas. Así que me puse manos a la obra, busqué y busqué varias recetas y me decidí por una mezcla de varias de ellas. En El Rincón de Bea  descubrí que estas galletas fueron inventadas en 1933 por Ruth Wakefield y como todos los grandes descubrimientos fue por casualidad y se hicieron muy famosas en Boston donde se les comenzó a llamar "Toll House Cookies", nombre de la casa de huéspedes propiedad de Ruth Wakefield. Además debido al incremento de la venta del chocolate semidulce de Nestlé, el dueño de la marca Andrew Nestlé pidió a la señora Wakefield permiso para publicar la receta en los envoltorios del chocolate y de este modo la receta se hizo famosa en todo el país.


Tanto Bea como la receta de la web de Nestlé incluyen nueces, cosa que lleva la original receta pero como he dicho, yo las preparé algo a mi forma, las que más me gustaron en el McCafé fueron las de tres chocolates, así que las hice de tres chocolates y ¡ Voilà ! quedaron estupendas.

Ingredientes:

400 g. de harina
250 g. de mantequilla sin sal
200 g. de pepitas de chocolate negro
150 g. de azúcar moreno
150 g. de azúcar blanquilla
100 g. de pepitas de chocolate con leche
100 g. de pepitas de chocolate blanco
2 huevos
1 c.c. de azúcar vainillada
1 c.c. de bicarbonato
1 c.c. de sal

Elaboración: 

Calentar el horno a 180 º C si tiene ventilador si no es así deberíamos hacerlo a 190º C o 200ºC.


Colocar la mantequilla a temperatura ambiente y trocearla para poder batirla luego mejor.


Agregamos a la mantequilla el azúcar moreno, el azúcar blanquilla y el azúcar vainillado.


Batimos con una batidora de varillas hasta que el azúcar se integre completamente en la mantequilla. En términos reposteros, hasta que la mantequilla blanquee, que quiere decir, la mantequilla debe quedar cremosa y espumosa, incluso si la probamos vemos que su sabor es maravilloso y no sabe para nada a mantequilla. 


Yo he batido la mantequilla durante 3 minutos y medio con la batidora eléctrica a velocidad normal, luego he bajado con una espátula todo para que se mezclen bien, incluso el que queda en los bordes del bol.


Ahora es el momento de agregar los huevos, de uno en uno y batiendo cada huevo antes de añadir el siguiente.

Una vez integrados los huevos tamizamos la harina junto con el bicarbonato y la sal.


Mezclamos todo muy bien hasta que la harina se integre completamente en la masa.



Una vez integrada la harina incorporamos las pepitas de chocolate y las mezclamos con una espátula, no lo hagas con la varilla de la batidora porque las destrozarías.


Prepara dos cucharas una para coger la masa y la otra para vaciar la primera, de esta forma vamos colocando pequeños montoncitos de masa sobre una bandeja de horno. Te recomiendo que forres la bandeja con papel de horno para evitar que se peguen.


Coloca los montoncitos separados unos de otros y no te preocupes por la forma porque ellas solitas en el horno se quedaran redondeadas y preciosas.



Hornéalas durante 10 o 15 minutos, todo depende del tamaño de tus cookies y de lo doradas que las desees, yo te recomiendo dejarlas poco doradas, veras que es un placer comerlas.
Una vez las saques del horno no las quites de la bandeja, espera un rato hasta que se enfríen un poco. Al sacarlas del horno están blanditas y se te pueden romper. Luego colócalas sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.



Si te fijas en la foto, ninguna cookies es exactamente igual, esta es la maravilla de lo casero, incluso algunas pepitas se quemaron por los bordes, pero quedaron deliciosas de todos modos.


Nota: En la web de Nestlé recomiendan dejar la masa enfriar en la nevera durante una hora y la señora Ruth Wakefield las dejaba en la nevera toda la noche. Yo las horneé de inmediato pues tenía tanta prisa por comerlas que no pude esperar, aún así quedaron deliciosas.

Deseo que te haya gustado y recuerda que para estar informado de cada publicación puedes seguirme en las siguientes redes sociales:

Facebook

 Google+

Twitter

Instagram 
también puedes unirte al grupo de facebook para mostrar tus recetas tengas o no un blog y además ver las de mis amigos COMEDERE PANIS CON MIS AMIGOS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog.