domingo, 20 de julio de 2014

Galletas - Cookies Chips de Chocolate

La semana pasada una amiga, me pidió una receta de galletas, le comenté que en unos días le daría una receta que he preparado varias veces y siempre han gustado. A pesar de la promesa me he retrasado algo más de lo previsto en escribir la receta, la verdad me da algo de rabia, ya que esta amiga en realidad vive a miles de kilómetros de mí y aún así siempre tiene muestras de cariño conmigo. Mi amiga vive en Colombia, nos hemos conocido gracias al blog y no tengo palabras para describir lo feliz que me hace cuando alguien de tan lejos te demuestra que tu trabajo es importante. Por ello te dedico esta receta y te envío muchos besos Martha.



Debo decir que esta receta no es mía, en la cocina realmente la mayor parte de veces nos apropiamos de las recetas de otros y las adaptamos a nuestros gustos y nuestra forma de ser. La receta original la saqué de la página web de María Lunarillos aunque una vez he comenzado a prepararla he ido realizando mis pequeños cambios. 


 

Ingredientes:

  • 200 g. de chocolate negro o Chips de chocolate
  • 400 g. de harina
  • 40 g. de maizena (harina fina de maíz)
  • 1 y 1/4 c.c.* bicarbonato sódico
  • 1 y 1/2  c.c. levadura
  • 1 y 1/2 c.c. sal
  • 280 g. mantequilla
  • 250 g. azúcar moreno
  • 200 g. azúcar blanco
  • 2 c.c * azúcar vainillada 
  • 2 huevos L


Elaboración:

Lo primero que debemos hacer para realizar esta delicia de receta es pesar y poner a mano todos los ingredientes.
Si deseamos preparar las galletas con chips de chocolate pues, mejor un paso que nos ahorramos, pero si por el contrario queréis hacer los trocitos pues es muy sencillo, para estas galletas tan solo necesitamos cortar el chocolate en trozos pequeños con un cuchillo. No se os ocurra hacerlo con una picadora porque se nos quedaría chocolate en polvo y necesitamos trozos bien visibles.


Tamizar la harina, maizena, bicarbonato sódico y levadura varias veces, con esta receta recomiendo tamizar dos o tres veces para que los ingredientes secos se mezclen perfectamente.


En un bol mezclamos el azúcar blanco, azúcar moreno, vainilla, sal y mantequilla.


Batimos con una batidora de varillas durante unos 5 minutos, debemos notar que la mezcla se vuelve cremosa.


Añadimos los huevos uno a uno y batimos antes de incorporar el siguiente. Este proceso es realmente importante en repostería, siempre debemos integrar los líquidos de poco a poco.


Añadimos los ingredientes secos y tamizados de igual forma de tres o cuatro veces, nunca todo de golpe.


Por último añadimos el chocolate y lo mezclamos con una cuchara de madera o una espátula, la masa está bastante pesada pero es mejor mezclar el chocolate en vez de batirlo.


Ahora tapamos bien el bol con un film transparente y guardamos la masa en la nevera de 24 a 48 horas. Si hazme caso tapa bien la masa con un film para que no se reseque y no se te ocurra continuar con las galleta antes de 24 horas porque yo lo he hecho y ¡push,push! no quedan igual de buenas.


Transcurridas las horas de espera encendemos el horno a 170º C y sacamos la masa de la nevera que deberá estar realmente dura, y eso es lo que de verdad nos interesa. Sacamos cucharadas de masa con una cuchara, yo lo hago con la de helados porque casi cojo de esa forma la medida exacta de mis cookies.


Esto es una manía mía, tal vez soy algo meticulosa con ello pero peso la masa con una báscula, las cookies que preparo tienen un peso de entre 35 y 40 gramos. Tu puedes hacerlo al ojo pero lo importante es que en el horno todas tengan un tamaño similar para que el tiempo de cocción sea el mismo.


Formamos bolitas con la masa, como si preparáramos albóndigas, y las colocamos en una bandeja de horno con papel de hornear. El papel de hornear es el aliado perfecto en la cocina, porque nos ayuda a que no se peguen las galletas a la bandeja y además evita que se ensucie ¡que gran invento! 


Horneamos las galletas unos 12 o 15 minutos aproximadamente, hasta que notemos que el color comienza a dorarse, es muy importante dejar espacio suficiente de una cookies a otra ya que al hornearse se expanden y no deseamos que se unan.
Mientras se hornea la primera tanda vamos realizando las demás bolas. En mi caso soy mucho más rápida que el horno y noto que la masa fuera de la nevera se vuelve algo más pegajosa por lo que guardo las bolitas en la nevera hasta que llegue el momento de hornearlas.


Como se ve en la foto las cookies crecen bastante. Las he scado del horno desde que he notado que comenzaban a dorarse, pero no debemos quitarlas de la bandeja hasta que enfríen un poco, con un par de minutos es suficiente.
Si las intentas coger calientes la masa aún no se ha endurecido y se desmigan. 


Pasado ese tiempo las colocamos con cuidado sobre una rejilla para que se enfríen del todo y no se suden con el calor. 
Lo ideal es tener dos o más bandejas de horno para no parar el proceso de horneado de una tanda a otra pero eso es cuestión de cada cual.
RECUERDA* c.c = Es el equivalente a cuchara de café aunque se mide con un tipo de cucharilla de capacidad estándar, si deseas saber cual es la medida puedes verlo AQUÍ.


¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog. 

Para estar informado de cada publicación de este blog síguelo en las redes sociales:

Facebook 

Google+

Twitter

Instagram 

Y en el grupo de facebook 

Comedere Panis con mis amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog.