viernes, 20 de marzo de 2015

Bizcocho cuatro cuartos

Hay días en los que nos apetece algo dulce, algo que nos quite ese gusanillo, no siempre es fácil resistirse, abres el ordenador y no dejas de ver comida deliciosa que publican tus amigos en facebook o google+, enciendes el televisor y se multiplican los anuncios de adelgazantes, y aquí está el gran dilema, preparar algo delicioso o tomar infusiones milagro, -¡Uffff!-. 



Opino que la felicidad reside en pequeños momentos de la vida con los que disfrutemos y no nos arrepintamos de ellos, a mi por ejemplo me hace muy feliz cocinar repostería, el tiempo que dedico a pesar minuciosamente los ingredientes, a batir con cautela la mantequilla y a tamizar el harina es un tiempo en el que no pienso en las facturas, la limpieza del hogar o los problemas irremediables que comentan en las noticias. El tiempo que dedico a mis dulces es mi tiempo y por eso es lo que me hace más feliz, con esto no quiero decir que tu seas feliz preparando un bizcocho pero si que quisiera que te animaras a intentarlo pues si a mi me ha funcionado como relajante tal vez a ti también te ayude.



Para ello hoy te propongo un bizcocho muy sencillo, algo más elaborado que el bizcocho queque en microondas, pero si mucho más clásico. El bizcocho cuatro cuartos es un clásico francés conocido como Quatre quarts, con el nombre nos lo dice todo cuatro ingredientes en proporciones iguales. 

Ingredientes:

  • 4 huevos medianos ( el mismo peso de los huevos en el resto de ingredientes, cada huevo pesa 50 g. aproximadamente)
  • 200 g. de mantequilla
  • 200 g. de harina común
  • 200 g. de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 limón
  • Azúcar glas para decorar.


Elaboración:

Calentar el horno a 150º C.
Untar un molde de 24 cm. con mantequilla o un molde rectangular de plum cake, en esta ocasión he usado un molde de corona, elige el que más te guste.
Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.
Fundir la mantequilla en el microondas calentando en intervalos de 10 segundos y remover otros 10 segundos, para evitar que se recaliente demasiado, una vez fundida reservar para que se atempere. 
Rallar la piel del limón y exprimir el zumo, reservamos para luego.


Separar las claras de huevo de las yemas y reservar las yemas. Batir en un bol grande las claras a punto de nieve, unos 3 o 4 minutos. 
Añadir las yemas, el azúcar y la mantequilla tibia  y mezclar.


Añadir la ralladura y el zumo de limón, y la harina y mezclar con una espátula o cuchara de madera haciendo movimientos envolventes, para que las claras no se bajen.



Vierte la masa en el molde y hornéalo durante 40 minutos, ante de sacar el bizcocho del horno pínchalo con un palillo para asegurarte de que está bien cocido, si no es así hornéalo durante 10 minutos más.
Colocar el molde sobre una rejilla y deja que se enfríe, veinte minutos después de sacarlo del horno lo puedes desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla. 


Una vez frío espolvorea el bizcocho con azúcar glas y disfruta junto a tu familia de un Quatre quarts.



20 comentarios:

  1. Muy buena pinta este bizcochito, además super sencillo, y los ingredientes, te los aprendes si o si! jajaja
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Andrea, las reposteras tenemos eso siempre vemos el lado positivo de los dulces. Besos!

      Eliminar
  2. Es la segunda vez en el día que leo en blogs que la gente que cocina es gente feliz ¡qué terapia tan barata y sencilla para alcanzar el bienestar con uno mismo!

    Y dedicarte a repostear no va asociado irremediablemente a estar pendiente del peso, o a sufrir sobrepeso. Yo sé preparar menús equilibrados en los que podemos introducir un capricho, además de que la repostería casera es infinitamente mejor que la industrial.

    A lo importante, que es tu bizcocho, y que tiene una pinta brutal

    ¡Feliz y dulce fin de semana!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Cuca, se puede comer un dulce siempre que complementemos la alimentación con variedad. Besos!

      Eliminar
  3. Voy a decir algo que va a sonar mal, pero es verdad: que le den a las dietas!! Las milagro, las no milagro... todas!! Donde esté un buen trozo de éste pedazo de bizcocho, que se quiten las infusiones milagro (ojo, a mi me encantan las infusiones "normales") y todas las dietas habidas y por haber. Uff, qué a gusto me he quedado! El bizcocho me ha encantado, aunque no lo haya probado jejeje Tiene una pinta espectacular. Por cierto, a mi también me hace feliz cocinar, me relaja y así no me acuerdo de las cosas malas que están en mi cabeza loca. Como dice Cuca, es una terapia barata y muy, pero que muy rica. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Lorena, es una terapia muy barata y además hace feliz a quienes nos rodean, me alegra saber que hay mucha gente que piensa como yo. Besos!

      Eliminar
  4. Hacer lo que nos gusta siempre es terapéutico.
    Besos Guacimara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Norma, para encontrarse bien con uno mismo hay que ser uno mismo. Besos!

      Eliminar
  5. Que rico bizcocho Guacimara!! Se ve super esponjoso y yo coincido contigo, cuando cocino me olvido de todo... Me apunto la receta. Buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen fin de semana Maria Jose, parece ser que entre nosotras la repostería es lo que nos hace feliz. Besos!

      Eliminar
  6. A mi prepararlo ya me relaja y si encima me como un trozo ya relajación total. Te ha quedado divino!!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja, es lo que tiene ser una cocinillas. Besos!

      Eliminar
  7. Madre mia menuda pintaza que tiene este bizcocho!! te ha quedado maravilloso y con un corte impresionante, nunca lo hice, me guardo la receta, me parece maravilloso...Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esther, es un bizcocho bien sencillo y muy rico, Besos!

      Eliminar
  8. Hola: este tipo de bizcochos son mis favoritos. Empiezo a comerlos y no paro hasta que lo acabo. Ya leo que te hace feliz cocinarlo y a mí comermelo... muy rico y apetitoso. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa nos pasa igual que a ti, este tipo de bizcocho desaparece en un plis plas. Besos!

      Eliminar
  9. Hola!!! Sencillo y delicioso, en un momento un bizcocho para estar toda la tarde yendo a la cocina hasta que se acabe. Jajaja. Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Mmmm yo quierooooo
    Ñaca Ñaca
    Un bocao para mí, por faaaaa
    La verdad es que te ha quedado de campeonato

    Un besazo hambriento jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cecilia, es muy sencillo, y se acaba rapidísimo. Besos!

      Eliminar

¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog.