viernes, 4 de abril de 2014

Lasaña de espinacas y calabacín

Muy buenos días quiero desearos un feliz fin de semana, no se a vosotros pero a mi se me pasa la vida demasiado rápido, cada viernes pienso igual: hoy toca el último post de la semana, no puede ser. Hay tantas recetas que quiero enseñaros y los días son tan cortos.









Bueno os estoy mareando con mis cosas y no voy a lo que tengo que ir, a la receta. La receta de hoy es una receta vegetariana porque hay por ahí unas personitas que se quejan de que hago muchos dulces, y claro están tan buenos que no hay forma de ponerse a dieta, la verdad es que esta receta no es light puesto que es de pasta pero no hay nada que un paseo de treinta minutos no arregle.

Ingredientes:

300 g. de pasta de lasaña
400 g. de calabacines
400 g. de espinacas (pueden ser congeladas o frescas)
1 ramita de apio
1 cebolla
1 diente de ajo
Salsa de tomate frito (puede ser casera o de bote)
Aceite de oliva
Sal
Bechamel

Ingredientes para la bechamel:

50 g. de harina
100 g. de mantequilla o margarina
1/2 litro de leche
1 pizca de nuez moscada
Sal 
pimienta blanca molida


Elaboración:

Lavamos y troceamos las espinacas, luego las cocemos durante 5 minutos con un poco de sal. Una vez pasados los cinco minutos las escurrimos y reservamos.


En una sartén salteamos el ajo y la cebolla bien troceados durante 4 minutos, luego añadimos el calabacín y el apio troceados y dejamos a fuego medio que se cocinen.


Cuando este el calabacín un poco tierno añadimos las espinacas y removemos de vez en cuando, las dejamos cocinarse durante unos 5 minutos.
Aparte cocinamos la lasaña si las instrucciones del fabricante así lo requieren, la que uso yo tan solo hay que colocarla en remojo en agua unos segundos.
Preparamos un bechamel poniendo en un cazo la mantequilla y la harina tamizada, removiendo para evitar que se formen grumos, luego añadiendo poco a poco la leche sin dejar de remover, cuando la leche y la harina estén bien mezclados añadimos la sal, pimienta y nuez moscada. Seguimos removiendo hasta que la salsa adquiera el espesor deseado. Debemos de tener en cuenta que al enfriarse espesará un poco mas.



Ahora llega el momento de montar la lasaña, cubrimos el fondo de una fuente de horno con salsa bechamel, sobre esta una capa de lasaña y luego una capa de las verduras que teníamos reservadas.


A continuación otra capa de pasta y otra de verdura y terminamos con una capa de pasta, cubrimos esta con salsa bechamel y encima colocamos la salsa de tomate. 
Espolvoreamos por encima con queso de gratinar y colocamos en el horno precalentado a 180º C durante 15 minutos.

A todos en casa nos gusta la lasaña, Garfield hizo mucho para que los niños la comieran ¡jajaja! Atrévete a probarla, es una forma exquisita de comer verduras y sin grasas.

Deseo que te haya gustado y recuerda que para estar informado de cada publicación puedes seguirme en las siguientes redes sociales:

Facebook

 Google+

Twitter

Instagram 
también puedes unirte al grupo de facebook para mostrar tus recetas tengas o no un blog y además ver las de mis amigos COMEDERE PANIS CON MIS AMIGOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog.