viernes, 9 de octubre de 2015

Pastel de queso japones o pastel de algodón

Hoy he decidido a preparar la receta que más vueltas a dado por la red en los últimos meses, sin exagerar llevo dos meses viendo esta receta casi a diario en facebook y me he dicho, si todo mundo sucumbe a ella algo maravilloso ha de tener. Por ese motivo he buscado el origen de dicho pastel y su nombre es Japanese cotton cheesecake, es decir pastel de queso de algodón japones, vaya con el nombre pensar en una tarta de queso y que su textura parezca algodón enamora a cualquiera o por lo menos a cualquier goloso. Debo decir que leí que esta receta se popularizó en Japón a raíz que una dulcería dedicada a la repostería americana quiso preparar su versión de la cheesecake adaptándola a los gustos japoneses, y a los no japones, jaja. 



La responsable de que todo el mundo esté preparando esta receta es la youtuber Ochiqueron y además de recomendar que vean este vídeo debo recomendar que vean muchos otros pues me ha enganchado y es que sus recetas suelen ser con menos de 5 ingredientes y eso gusta sobre todo a los que empiezan en el mundo de la repostería.

La única razón por la que he tardado tanto en preparar esta receta es porque es al baño maría en el horno y con un molde desmoldable es un riesgo por lo que debía comprar un molde de cristal para ello y esto es casi imposible pues tengo más cacharros que espacio dónde guardarlos, así que entre que me decidía decidí hacer el pastel en una flanera y el resultado ha sido este. 


Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 120 g. de chocolate blanco
  • 120 g. de queso crema 
  • Azúcar glass Amagoldi para espolvorear


Elaboración:

Engrasamos el molde de la flanera o recubrimos con papel de horno el molde que vayamos a usar.
Fundimos el chocolate al baños maría, al ser chocolate blanco hay que tener más cuidado pues se pega con más facilidad, lo ideal es que cuando el agua hierva, retiremos el cazo del fuego y se funda el chocolate con el calor.
Mezclamos el chocolate fundido con el queso crema hasta que desaparezcan los grumos del queso.
Aparte separamos las claras de las yemas y mezclamos las yemas junto con el queso y el chocolate.


Batimos las claras a punto de nieve hasta que al darle la vuelta al bol estas no se caigan.
Añadimos de tres veces las claras a la mezcla y con movimientos envolventes mezcla, debemos de integrarlas muy bien antes de añadir las siguientes.


Vertemos la masa en el molde y horneamos al baño maría durante 15 minutos a 170º C, después bajamos la temperatura a 160º C y horneamos otros 15 minutos. Transcurrido este tiempo apagamos el horno y sin abrirlo dejamos el pastel otros 15 minutos. Luego lo podemos sacar y esperamos a que se atempere para desmoldarlo.
Una vez frío podemos espolvorearlo con azúcar glas Amagoldi.


Se recomienda comerlo frío.


!Pues sí¡ el hada del plato se ha puesto muy contenta con este pedazo que le ha tocado. Feliz día y te espero mañana aquí pues mañana toca reto y Las reposteras por Europa tenemos destino. 

¡¡¡Muchos besos!!!


20 comentarios:

  1. Que rico has tardado pero te ha quedado estupendo merese la pena besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola: me parece una receta deliciosa. Me encanta el aspecto tan esponjoso que tiene tu pastel... riquísimo. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta, te animas que es muy sencillo. Besos!

      Eliminar
  3. Me parece genial que te hayas decidido a hacerlo usando otro molde. Creo que la textura ha quedado estupenda y estoy segura de que repetirás ¿verdad? Igual te copio la idea de hacerlo en ese molde (aunque el mío es de silicona)

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Cuca, lo que ocurre es que si vamos a comprar un molde para cada cosa, la casa explota. Besos!

      Eliminar
  4. Muy simple y seguro que es muy rico. Te cuento que a los japoneses no les gustan las cosas muy dulces, por otra parte te digo que otra vez coloques, cubriendo con papel de aluminio, el fondo y costados del molde. Te aseguro que no entra agua.
    Besos Guacy, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/10/diferencia-entre-vitaminas-liposolubles.html

    ResponderEliminar
  5. Guacimara, este pastel con forma de flan te ha quedado precioso y bien original. Creo que se luce y puede notarse su textura suave, cremosa y bien húmeda. Todo un éxito, sin dudarlo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Silvia, había que probarlo. Besos!

      Eliminar
  6. Cómo no se va a poner así de contenta el hadita teniendo un trozo de este rico pastel...a mi también me gustaría. Voy apuntando, a ver si me animo a hacerlo, que se ve magnífico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, te animo a probarlo que como vez es muy sencillo. Besos!

      Eliminar
  7. Qué pinta más buena! me encanta! siempre he querido probarlo a ver si me animo, Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se guro que te queda espectacular como todo. Un beso!

      Eliminar
  8. La verdad es que despues de ver el pastel durante todo el verano me he quedado con las ganas de probarlo , ahora ya veo la pintaza del tuyo y me dan mas ganas todavia, tiene que estar delicioso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Inma, es que este verano lo hemos visto tanto que pinca el gusanillo. Besos!

      Eliminar
  9. Que pinta tiene, lo voy viendo por la red y es que dan ganas de hacerlo y devorarlo!!, jaja, un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Pues te ha quedado estupendo, ya sabes que hace unas semanas lo hice yo y sucumbí ante tanta delicia,besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fue ver el tuyo y decir de esta semana no pasa, que si a Sofía lo hizo es porque está bueno. Besos!

      Eliminar

¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog.