viernes, 27 de noviembre de 2015

Galletas de chocolate

Aquí estoy otra vez con chocolate y es que si hay un ingrediente que me hace feliz este es el chocolate, por ese motivo desde que Facilisimo.com propuso el reto de Postres con chocolate para esta semana supe que debía participar, llevo un mes bastante desorganizada y alejada de mis quehaceres del blogger y sabía que preparar algún postre con mucho chocolate y posteriormente comerlo me ayudaría a volver a la rutina o eso es lo que verdaderamente espero pues la próxima semana comienza diciembre y debo apurarme a preparar las recetas navideñas para darte muchas ideas y puedas sorprender a tus amigos.




Estas galletas las preparé un día de esta semana y la verdad que fue toda una odisea pues ese día me ocurrió de todo y para rematar mientras fundía el chocolate el recipiente de cristal en el que lo hacía se me estalló así que tuve que tirar el recipiente y el chocolate a la basura pero no me rendí continué y aquí puedes ver la recompensa un mordisco de estas delicias de chocolate blanditas e intensas por dentro me arregló todo el desánimo y me hizo ver todo lo positivo que también me ocurrió ese día.



Esta receta la he sacado del libro "Salvada por los pasteles" de Marian Keyes y si tuviera que ponerle alguna queja a esta receta es que las cantidades dan para unas 16 galletas y la verdad es que se acaban muy rápido así que ya se que para la próxima duplicaré las cantidades para satisfacer a los ratoncillos que andan por casa. 



Ingredientes:


  • 150 g. de chocolate para postres
  • 100 g. de mantequilla
  • 150 g. de azúcar moreno Amagoldi
  • 1 huevo 
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 110 g. de harina todo uso
  • 30 g. de cacao en polvo
  • Una pizca de sal


Elaboración:

Prepara dos bandejas con papel de horno pues debes dejar enfriar las galletas en la bandeja.
Funde en chocolate al baño maría o en el microondas, como prefieras y reserva para que se atempere.
Cuando el chocolate se atempere calienta el horno a 180 ºC y comienza a preparar la masa de las galletas.
Tamiza la harina junto con el cacao en polvo y la sal y reserva.


Bate el azúcar moreno con la mantequilla hasta obtener una crema. Luego añade el huevo y la miel y continúa batiendo unos minutos.
Añade el chocolate fundido y remueve.
Con ayuda de dos cucharas forma montoncitos y colócalos sobre el papel de horno, es una masa bastante primgosa y debes dejar espacio suficiente entre galleta y galleta pues en el horno se aplanan y crecen. 


Hornea las galletas a 180º C durante 12 o 15 minutos, vigila mientras se hornean pues el color tan oscuro es difícil de distinguir si se doran y estas galletas son blanditas. Deja que se atemperen en la bandeja para evitar que se rompan al cogerlas y luego ponlas a enfriar por completo sobre una rejilla. 


Una vez frías las galletas puedes prepararte una bebida caliente y disfrutar del intenso sabor a chocolate, por que ser feliz es cuestión de actitud. ¡Feliz tarde y mil besos!


5 comentarios:

  1. Estas galletas tienen una pinta increíble. En casa dudo mucho que durasen más de un par de días...

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Has hecho bien en salvar los obstáculos que te han surgido y poder al fín cocinar estas galletas, pues la verdad es que merecen la pena, son riquísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que buenas !!! Yo todo lo que lleve chocolate me encanta, así que me llevo una galleta par mi café.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  4. Que ricas con una galletita de estas se le olvidan a una todas las penas besitos

    ResponderEliminar
  5. hola!; buenisimas y me encantan asi que yo tb me las llevo, y si es verdad que a veces un pequeño gafe, te hace ver otra cosas positivias, jeje, un beso!

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog.