miércoles, 23 de abril de 2014

Albóndigas Caseras de mi madre

La verdad es que no sabía que nombre ponerle a estas albóndigas, porque para mi son las albóndigas de toda la vida, ¡vamos las de mi madre!. He de decir que para mí son las mejores albóndigas del mundo, porque no son simplemente carne, son bastante tiernas y deliciosas. 

He leído muchísimas recetas de albóndigas pero la verdad es que no se como se le ocurrió a mi madre sofreir las cebolla del interior pero la verdad es que de este modo queda la carne mucho más jugosa y no tan seca.


Para que las prepares en casa necesitas los siguientes ingredientes:


  • 1 kg. de carne de ternera picada
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 300 ml. de tomate frito
  • 1 huevo
  • 1 limón
  • 1 vaso de vino
  • una ramita de perejil
  • sal
  • pimienta negra molida
  • nuez moscada
  • laurel
  • tomillo
  • 1 cuchara pan rallado
  • aceite

Elaboración:

Para empezar picamos una cebolla y un diente de ajo y sofreímos esto con un chorro de aceite de oliva a fuego suave, la intención es que la cebolla quede bobita, es decir, bien cocinada y con apariencia transparente.
En un bol colocamos la carne molida, luego agregamos el sofrito de cebolla y ajo.


Ahora comienza el colorido, picamos pequeñito el perejil y se lo añadimos a la carne.


Incorporamos el huevo en crudo, una cucharada sopera de pan rallado, un poco de pimienta molida, sal, una pizca de nuez moscada, el zumo de limón y una cuchara sopera de tomate frito.



Mezclamos bien todos estos ingredientes con la carne y comenzamos a preparar bolitas, el tamaño es el que más nos guste, hay personas que las prefieren pequeñitas y otra un poco más grandes.


Pasamos cada albóndiga por harina y las vamos colocando en un plato.


Una vez tengamos todas las albóndigas enharinadas, ponemos aceite en una sartén y comenzamos a freír, las albóndigas ya fritas las vamos colocando en una olla para luego añadirles la salsa.


Aparte en otra sartén colocamos la otra cebolla y un diente de ajo con aceite a freir durante unos diez minutos a fuego suave, luego les añadimos el tomate frito restante, un vaso de vino, una hoja de laurel y una ramita de tomillo. Todo esto dejamos que hierva y a continuación se lo añadimos a las albóndigas, luego colocamos la olla a fuego lento para que la salsa hierva otra vez, si vemos que tiene poca salsa podemos añadirle un poquito de agua, ya que la salsa tiende a espesar debido a la harina de las albóndigas.


Recomiendo cuando apaguemos el fuego dejarlas reposar un rato antes de servir, verás que cogen un sabor estupendo. 


Las puedes acompañar con arroz o con una papa (patata) hervida. A los niños les suele encantar y es una buena manera de que coman carne ¡no te parece!

Deseo que te haya gustado y recuerda que para estar informado de cada publicación puedes seguirme en las siguientes redes sociales:

Facebook

 Google+

Twitter

Instagram 
también puedes unirte al grupo de facebook para mostrar tus recetas tengas o no un blog y además ver las de mis amigos COMEDERE PANIS CON MIS AMIGOS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado mi receta? Me encantaría leer tus comentarios y saber que piensas de mi blog.